martes, 5 de febrero de 2013

Goles Perdidos Y Botellas Vacías

No se extrañe por el título del contenido de este día, tampoco imagine que ahora dedicaré este espacio a hablar de fútbol  y sus estrellas, sin embrago hay historias de este deporte de las cuales podemos aprender y poner ese aprendizaje como  práctica en nuestra vida personal o profesional.

Precisamente nos remontaremos al mundial de Argentina 78 en donde la historia a través de dos polos opuestos  generaron un mismo resultado: El FRACASO.

En ese campeonato mundial se presentaba una selección que llegaba con todas las credenciales de favorito, su clasificación se había dado sin mayor contratiempo y  su plantilla contaba con jugadores de renombre que participaban en los clubes más importantes en ese momento en las diferentes ligas Europeas, esta selección era la de Escocia, así es leyó bien, los escoceses se instalaron en la ciudad de Córdoba como sede, desde su llegada  lejos de llamar la atención por sus entrenamientos y su planificación de cara al inicio del campeonato se caracterizaron por las constantes “trasnochadas” en los diferentes centros nocturnos de la mencionada ciudad, el personal de servicio de su hotel sede reportaba frecuentemente la recolección de “botellas vacías” de licor en las diferentes habitaciones, el tema se complicó mucho mas  cuando uno de sus jugadores arrojo positivo en una prueba de dopaje.

El día antes del debut, su técnico insistía en una conferencia de prensa que el cuadro escoses era candidato indiscutible al título, sin embrago Perú se encargó de desnudar lo que había trascendido previo al juego pasándoles por encima y derrotando al cuadro escoses 3 goles a 1, lo que vino después termino con la tempranera eliminación de la fase de grupos de la tristemente célebre selección de Escocia.

Lo cierto es que los entendidos en este deporte daban como favorito a Escocia, pero, aquí es donde viene nuestro aprendizaje, pagaron caro un pecado capital EXCESO DE CONFIANZA.

El exceso de confianza nos nubla y nos llena de un sentimiento de autosuficiencia en la que creemos que nuestras habilidades y talentos no necesitan más nada ni a nadie, la disciplina no es una opción de apoyo, ¿quién necesita planificación? Y nadie necesita de alguien que pueda ayudarnos y orientarnos, de cómo prepararnos ante retos en los cuales tenemos la capacidad de ejecutar pero no logramos encajar  otros elementos que  también cuentan.

Bien ahora vamos al otro extremo, La selección de España al presentarse en ese mismo mundial tenía 12 años de ausencia participativa en copas mundiales, su último juego de ronda de grupo era frente a Brasil y para clasificar a la siguiente fase urgía de un triunfo, a Brasil el empate le bastaba.

En el transcurso del partido el jugador Cardeñosa recibe un pase para gol , con el marco brasileño sin portero, por una mala salida del mismo, Cardeñosa en lugar de disparar a puerta empieza a acomodar el balon y pasaron 1, 2, 3, 4 y 5 segundos, Cardeñosa seguía acomodando el balon, cuando finalmente se decide a patear la pierna de un defensa brasileño se cruzó y evito la clasificación española, ¿qué origino que Cardeñosa perdiera la oportunidad de ser héroe?: LA FALTA DE CONFIANZA

El caso es opuesto al anterior, al igual que el español muchas veces tenemos la oportunidad de éxito frente a nosotros, pero esa falta de confianza, de determinación, de en segundos ser audaces y tomar una decisión que defina nuestra futuro nos lleva a que se vuelva un triste episodio de nuestra vida, "un gol perdido".

Los extremos no son buenos, pero no debemos confundir nunca la audacia y la sagacidad con la irresponsabilidad de creer que somos mejores que el resto del mundo, que no necesitamos de nadie, no debemos confundir una toma decisión de segundos con la falta de disciplina que nos lleve a que esa decisión reducirá el chance de fracaso,

Nuestros talentos y habilidades necesitan de la disciplina, de la planificación, de Dios, de un consejero, de rodearnos de personas que construyen y que estén dispuestos en bien a apoyarnos en la búsqueda del éxito  y de esa forma no tendremos en nuestra vida ni botellas vacías ni goles perdidos.

Buena Suerte.

Dagoberto Ochoa

Colaboracion de Lucy Lagos 

                                                                               

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada